El porque de mis viajes

Hasta hace dos años, no viajaba, no acudía a ningún congreso, no salía a ningún curso fuera de Gijón. Fui madre hace 8 años por última vez. Y con dos niñas pequeñas, un montón de trabajo, la casa y compromisos varios… imposible pedir más ayuda a la familia, para poder asistir a eventos. Me moría de vergüenza si tenía que pedir a mi madre y suegra que se quedarán con mis niñas, después de estar toda la semana cuidando de ellas.

Todo cambió radicalmente con la crisis. Si algo he aprendido es que las situaciones difíciles te hacen mejorar y son siempre oportunidades de negocio, hay que aprovecharlas, no venirse abajo, luchar y empezar a cambiar. Desde luego, me he hecho más fuerte, de eso no hay duda.

El cambio es la palabra clave. Pero eso sí, depende de ti. Es algo que tienes que querer y estar convencido. Decía el Mago More, éste fin de semana que «lo único constante es el cambio», y no le falta razón.

Con la idea de cambiar me di cuenta que necesitaba nuevos conocimientos, formación y sobre todo salir de Asturias, y ver como trabajan en otras ciudades.
Las formaciones están bien, pero sin duda de lo que más he aprendido en estos dos años, nace de mis compañeros repartidos por toda España. Ahora muchos amigos. Mi otra familia, «mi gran familia inmobiliaria».

En el ámbito inmobiliario hay un concepto, que llamamos «referidos». Cuando conoces a otros agentes inmobiliarios de diversas zonas de España tienes la oportunidad de presentarte, y si algún día ellos conocen a un cliente que necesita comprar, vender, alquilar, en Asturias es probable que se acuerden de mí, me lo envíen, y yo pueda cerrar la operación. Ellos se llevarán su parte de honorarios compartidos. También puede ser al contrario.

Por otro lado, no todo es trabajar, por supuesto, aprovechas a salir, conocer lugares nuevos, y disfrutar de momentos geniales, como los de éstos dos días en Valencia. Acudí al congreso organizado por Valencia SIC (Servicio de Inmuebles Compartidos) , Asociación y MLS (agrupación de inmobiliarias que comparten) de la Comunidad Valenciana. Su presidenta Nora, con la que me identifico, me llamó y acudí en representación de Asocias (Asociación Inmobiliaria de Asturias). Nos conocimos en EEUU éste año y hemos hecho una gran amistad.

 

1 comentario
  1. Isabel Dice:

    Muy bien Kati, no se te pone nada por delante. Aun con la crisis, has logrado implantado un método vanguardista en tu empresa, y has sido una parte muy importante de esa nueva y ventajosa forma de enfocar el trabajo inmobiliario.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − tres =